Un paso hacia atrás en el tiempo.

Jane Fonda

♥ ♣ ֱֲֶֻ Jane Fonda// Pecado y lujuria ֱֲֵֶֻ♣ ♥

Jane Fonda es una de las mujeres que más despertó el lívido en los años 60. Fué, sin lugar a dudas ese sueño inalcanzable, esa utopía infranqueable que siempre estaba a la alcance de la mano adolescente. Podemos recordarla en su personaje en La Gata Negra al lado de Capucine, Anne Baxter, Laurence Harvey y la inolvidable Barbara Stanwyck. El olor que su figura desprendía de la pantalla, enfundada en aquel ceñido vestido, entre blancos y negros de aquel film maldito de una época que es mejor no recordar, es esa fragancia que se relaciona siempre con el pecado, la lujuria, o posiblemente con todo aquello que ansiamos y nos avergüenza confesar. Jane daba a su personaje en una Nueva Orleans pletórica en prostitución, vida y calor…. y lo que era para aquellos años más importante..!Sexo!…

Hija del gran Henry Fonda, tuvo que soportar durante toda su vida el enorme peso que representaba el apellido y el concepto que su padre tuvo siempre de ella. Las represalias que soportó, las críticas a sus trabajos, los silencios a sus éxitos, sus interpretaciones, que por otro lado siempre fueron espléndidas, y esa frase que Henry Fonda dijo en una ocasión y que nunca pudo olvidar:


Aquel padre, el actor, que ha encarnado los ideales del pueblo norteamericano, fue incapaz de dar la ternura y el cariño que un hijo espera. Él se había criado en el Medio Oeste y sin darse cuenta, más que amor trató de inculcar a sus hijos los mismos valores de austeridad que él bebió.
Jane en su libro “My Life so Far” pone de manifiesto éstas y otras
muchas cosas que hacen del actor un personaje siniestro, concediendo a su madre todo el beneplácito posible, pero las vivencias de la actriz, a parte de interesar como profesional del método, son más una serie de idas y venidas entre el lujo, la fama, la lujuria, el amor, el poder, la política y una enfermedad que llevó en el mas absoluto de los secretos…¡la bulimia!.


Hay frases de Jane Fonda que nos destripan de una forma clara mucho sobre su personalidad y sobre todo sobre sus principios:


Jane está fabricada por esa tela transparente que deja ver la belleza de la carne, que nos deja percibir el sabor de la vida y que con solo seguirla en la pantalla, siempre nos llevará a ese lugar a donde van a parar los sueños de los que tenemos el cine como una forma de vivir.

La magia de la actriz radica en que habiendo pasado por las aulas mas nobles del arte de la interpretación, ha sabido ser siempre una mujer antes que actriz, introduciéndose en política de forma radical, y en donde jugó un papel de enorme importancia. Los americanos la apodaron Hanoi Jane, y un cierto sector de la sociedad reclamaron que fuese juzgada por traición, mientras otros muchos dudaban entre fusilarla o arrancarle la lengua, pero la caída de Nixon pone punto final a todo y Jane termina siendo un personaje mas para la polémica, dentro del intrincado mundo del cine, de donde sale como sirena en aguas profundas.

Opinión personal:

Es triste que un hijo tenga que soportar toda su vida el apellido de uno de sus progenitores, para bien o para mal…te guste o no. Es triste crecer en una familia inestable, teniendolo todo, pero careciendo del calor y el cariño que todos necesitamos, es triste tener que aguantar el peso de la humillación y la crítica a raiz de algunas comparaciones…es triste no recibir la alegría de tus padres tras el éxito….Y lo más triste de todo es tener que levantarte cada mañana con un nudo en la garganta…


(Textos recopilados de páginas de cine)

Anuncios