Un paso hacia atrás en el tiempo.

Especial Semana Santa

♥ ♣ ֱֲֵֶֻElla; es mucho más que eso ֱֲֵֶֻ♣ ♥

No es tan sólo eso…son muchas cosas más, sentimientos, devoción… esa magia que se crea cuando una tarde como la de  Miércoles Santo, nuestra Virgen, La Esperanza Macarena, luce mucho más hermosa, al recorrer las calles de mi ciudad.


E
s una espera muy larga, un año entero soñando con ese momento, meses de esfuerzos de sus costaleros, que dan la vida para subirla al cielo…deseando el reecuentro de esa madre con su hijo…Cuántas oraciones en el aire, cuántas lágrimas en nuestros ojos, cuánto silencio en el canto…A hombros, van marcando el paso y la mecen temblorosos..cuántas promesas, cuántos pies descalzos…sin importar el daño…cuánto brillo en los ojos de esos niños que pasean de la mano con sus padres…

Comienzan esas horas, que luego resultan ser cortas, en los que …La Señora será paseada por sus costaleros, llorando y riendo su pena. Lloverán miles de  pétalos de colores desde los balcones y la emoción se adueñará de nosotros al verla “bailar” en las esquinas en cunchillas…

 Por fin llega el día. Llevo años viviendo, sintiendo, compartiendo esta procesión de Semana Santa, con los mios…porque lo vivo muy de cerca…Familiares y amigos de toda la vida se preparan para darlo todo esa noche, para dejarse la piel, el sudor y las lágrimas bajo esa bella estampa que el miércoles reinará nuestras calles al compás del soniquete del tambor y las trompetas.


La topografía de mi pueblo tiene mucho que decir, porque la presentación de la Semana Santa es como la de Navidad, pero en vez un Belén viviente es un Vía Crucis que discurre por las calles. Si la música se propaga al viento, el color adorna los pasos con las flores. Los colores de la pasión y de la esperanza. Claveles rojos y blancos, gladiolos entreabiertos, rosas rojas de España y los lirios de Judea, las azucenas de la pureza y las margaritas blancas. A veces echo en falta la flor más representativa, la de la corona y los clavos de Cristo, la flor de las cuatro espinas o lo que es lo mismo, la flor de la pasión. Pero, al menos, las puedo disfrutar todo el año, porque las tengo plantadas en mi jardín.

Ella es punto y aparte, conexión directa con la Madre de Dios, pellizco en el alma, recogimiento, pero también explosión de alegría que estalla en cualquier esquina al verla.
Ella da pasos con gracia, elegante y coqueta, y prendido a su manto lleva la Esperanza de miles de personas, por eso el mundo entero ha querido tenerla consigo, y la Macarena extendió su mano para darsela al universo entero.

¡Y cuanta piedad en los ojos de la Amargura!. Sus lágrimas bajo el palio azul parecen centellas.

En homenaje a La Hermandad de Ntra. Sra. de la Macarena y Jesús Cautivo de mi ciudad, dedico estas bonitas palabras..a todos su costaleros.

A aquellas personas que el miércoles me tocarám de nuevo el alma con su coraje y valentía…con su silencio


Este video lo publiqué hace un año para éstas fechas.Puede que ..haya otras canciones, músicas procesionales mucho más bonitas para éstos días…pero ésta canción para mí significa mucho…porque lo siento, porque lo vivo…Aclarar que no me identifico para nada en su contenido eh?

Sencillamente porque me encanta. Las letras de Sergio Contreras siempre me han emocionado de alguna manera, recordad aquella canción del 11M…

  Me gustaría compartir esta emoción con vosotr@s.

¿Me acompañas? ¿si? pues apaga la musiquita y…siéntelo…

Y pudo más la ilusión

que las fuerzas que tenía;

y cuando ya no podía,

empujó su corazón…